Peronismo irreconciliable

El peronismo en Arrecifes sufre la misma fragmentación que a nivel país. Quizás con el agravante de que en nuestra ciudad quedaron heridas más abiertas luego de enfrentamientos surgidos en la última elección.

Distintos sectores de extracción justicialista coincidían, previo a los comicios, que una vez superados éstos había que juntarse para iniciar una reestructuración del PJ e intentar mitigar el avasallante crecimiento de Cambiemos a nivel local. Todos también coinciden en que, desunidos, hoy por hoy es imposible competir con el oficialismo.

Pero esos buenos deseos momentáneamente parecen haber quedado sólo en eso. En la actualidad es imposible que el peronismo arrecifeño se una.

La ruptura del sector de Daniel Bolinaga con el de Patricio Gabilondo es irreconciliable. También el de éste último con el espacio de Jorge Eterovich. A su vez, el abogado referente del massismo sufrió duras críticas del espacio de Tana Di Palma durante las elecciones y los días posteriores que Eterovich “se comío calladito” pero no digirió.

Fuera de los que participaron de los últimos comicios, hay dirigentes que tenían intenciones de convocar a la unidad pero con la salvedad de que “hablo con todos menos con tal”. En este contexto, es imposible.

Unidad Ciudadana, con Tana como máxima referente local, es el único representante con ideología peronista en el Concejo Deliberante, con cuatro bancas. Pero paradójicamente, el PJ de Arrecifes sigue siendo presidido por Bolinaga, que por primera vez en los últimos 30 años no tendrá ningún representante en el Concejo desde el 10 de diciembre.

Hoy quien aparece como el hombre fuerte del peronismo y por sobre todos los nombrados, no sólo en Arrecifes sino en la Segunda Sección Electoral, es el diputado provincial electo Marcos Di Palma. Por cargo, por popularidad, por indiscutible llegada a los máximos cuadros partidarios nacionales y por fidelidad y militancia partidaria en los últimos años (por las que pagó un alto costo sobre su figura), Marquitos es quien seguramente guiará los destinos del justicialismo de su ciudad de ahora en más.

Es probable que la intención del piloto más famoso del país y próximo diputado sea unir, pero no a cualquier costo y quizás barajando y dando de nuevo. Una nueva etapa se inicia. Hasta tanto esto suceda, empiece a tomar forma y luego a caminar, Cambiemos mandará en Arrecifes por varios años más. No muy distinto de lo que sucede en el país.

Comentarios

comentarios