Agustín Canapino se consagró hoy campeón sudamericano de Top Race, repitiendo el título que había obtenido en 2010.

El arrecifeño se aseguró la corona al ganar el Super Sprint de la mañana, en Alta Gracia, y dejar a Emiliano Spataro (el único que podía pelearle) ya sin chances de alcanzarlo.

Canapa luego ganó también la final, luego de volver loco y superarlo a Rafa Morgenstern, quien le había quitado la punta en la partida. No obstante, luego fue recargado y el triunfo quedó para el misionero, que le dio la primera victoria a Mitsubishi en la categoría.

Acompañado por toda su familia y muchos amigos de Arrecifes, Agustín vivió un domingo cargado de emociones, ya que además de sumar el quinto título de su campaña (con sólo 21 años de edad), se emocionó y lloró al recordar a su gran amigo Guido Falaschi, con quien estaban peleados cuando el pibe de Las Parejas sufrió el accidente mortal: “Este título es para Guido. ¡No sabés lo que me arrepiento de no haberle dicho ‘Gordo, somos dos pelotudos en estar peleados'”. Duro.

Norberto Fontana, tercero en la final, compartiendo el podio con Agustín, lo llenó de elogios: “Agustín es el mejor piloto de la actualidad; el referente no sólo en Top Race sino también en TC 2000 y Turismo Carretera”. Viniendo de un número 1 como Fontanita no es poco, sobre todo porque no acostumbra a regalar elogios.

Esta noche, a su regreso de Córdoba, en Arrecifes se cumplirá el ritual del pueblo recibiendo en la plaza principal a un nuevo campeón, de los tantos que tiene la ciudad, con Agustín llegando sobre una autobomba de los Bomberos Voluntarios.

Comentarios

comentarios