Luego de tanta polémica y tanta controversia surgida desde que los concejales de la oposición le rechazaron de plano el presupuesto al Intendente, con las consecuencias que se generaron a partir de ello, ahora se da un hecho como mínimo llamativo.

En la cuestionada sesión donde no le fue aprobado el Presupuesto 2012 al Departamento Ejecutivo, concejales de la oposición le sugirieron al Dr. Daniel Bolinaga “que se maneje con el Presupuesto 2011 hasta marzo”, cuando el Concejo vuelva a reunirse en sesiones ordinarias. Luego en ese fecha, se vería cómo sigue la cuestión.

Pero ocurre que el Concejo Deliberante apuró ahora una nueva sesión extraordinaria, que se celebrará este jueves, pero no para destrabar el conflicto que tiene en vilo a la población (el Sindicato de Trabajadores Municipales iniciará un paro por tiempo indeterminado el 1º de enero), sino para un tema más “urgente”, para ellos… La sesión es para aprobarse ellos mismos una ampliación de presupuesto porque de lo contrario no podrán cobrar sus dietas de diciembre ni pagarles los sueldos al personal administrativo.

Ocurre que el Presupuesto 2011 correspondiente al Concejo Deliberante ya se gastó todo, antes de finalizar el año. Entonces deben aprobarse un aumento de ese mismo presupuesto para poder cobrar. Está bien porque les corresponde, fundamentalmente al personal administrativo del Concejo que nada tiene que ver con disputas políticas.

Bárbaro. Perfecto. Ahora, lo que no se entiende ni que lo expliquen en diez mil idiomas es cómo a ellos mismos no les alcanzó el presupuesto 2011 ni para este año (el Concejo tiene un movimiento económico muy chico: sólo paga dietas, sueldos y muy pocos gastos) y pretenden que toda la estructura municipal se maneje con el presupuesto 2011 en el año 2012, prestando absolutamente todos los servicios con los que viene cumpliendo.

No emitimos opinión alguna. La conclusión sáquenla ustedes, amigos lectores.

 

Comentarios

comentarios