Ante los graves acontecimientos ocurridos en ciudades vecinas, por ejemplo San Pedro, por haber ingerido gran cantidad de alimentos de faenas de cerdos sin su correspondiente análisis de triquinosis, la División Bromatología y Zoonosis del Gobierno de Arrecifes recomienda a la población el máximo de los cuidados de no consumir fiambres secos (chorizos secos, jamones, bondiolas, pancetas) que no tengan el rotulo de elaboración con el correspondiente informe de su procedencia.

La triquinosis es una enfermedad que afecta al cerdo y a otros animales salvajes y se transmite al hombre. Es producida por un parásito llamado Trichinella Spiralis, que está alojado en los cerdos sin provocar en ellos ninguna sintomatología. Cuando el hombre consume los fiambres no cocidos, el parásito se aloja en los intestinos, al cabo de unos días se absorbe y por vía sanguínea se aloja en distintos órganos del cuerpo como cerebro, corazón, diafragma, pulmones y músculos en general, pudiendo producir graves encefalitis, neumonías, miocarditis, etcétera.

La sintomatología que encuentra el enfermo es de severos dolores abdominales (cólicos), diarreas, dolores musculares, fiebre e inflamación de los párpados. La característica de esta infección  es que afecta masivamente a gran cantidad de personas, como ha ocurrido en San Pedro esta semana, alcanzando a más de cien personas.

Ante la aparición de una sintomatología similar a lo narrado, se recomienda concurrir inmediatamente al Hospital Santa Francisca Romana o médico de cabecera para recibir el tratamiento correspondiente.

Los responsables de los criaderos de cerdos deben tener el cuidado de alimentar a los mismos con cereales, no con basuras ni desperdicios de verdulerías, manteniendo un estricto control de roedores.

Comentarios

comentarios