El concejal Germán Olaeta fue asaltado el viernes por la tarde en su propia casa por tres sujetos que se encontraban en el interior de la misma y lo sorprendieron cuando él llegó.
Eran aproximadamente las dos de la tarde cuando Olaeta ingresó a su domicilio ubicado en calle Stegmann y se encontró con tres delincuentes que lo golpearon, lo ataron y lo tiraron al piso. Le revolvieron toda la casa, le exigieron dinero y huyeron llevándose un botín de plata en efectivo, armas declaradas y otros objetos de valor.
El concejal quedó en el suelo, atado, hasta que llegó su hija a la casa y se encontró con la terrible situación. Fue ella quien lo desató y dio aviso a la policía. Luego Olaeta debió ser asistido por un médico producto de un pico de presión que le produjo el violento hecho.
Apartentemente, los chorros ingresaron forzando la reja de una ventana de la cocina.
La policía de Arrecifes trabaja intensamente en la investigación del hecho, tratando de dar con los autores.

Comentarios

comentarios