Adelantos de sueldo: soluciones con o sin trabajo formal

Adelantos de sueldo: soluciones con o sin trabajo formal



La posibilidad de solicitar un adelanto de sueldo, muchas veces, es la solución para sortear alguna urgencia financiera. Sin embargo, suele ser un trámite engorroso y existen muchos trabajadores informales o independientes que no tienen acceso.

Como solución a este tipo de problemas, entidades financieras ofrecen adelantos de sueldo por montos de hasta $20000 con mínimos requisitos. Es por eso que quienes no tienen un trabajo en relación de dependencia y no cuentan con recibo de sueldo también pueden adquirirlo.

A continuación, repasamos los aspectos clave del funcionamiento de este servicio al que cada vez más usuarios recurren.

Beneficiarios

Los mecanismos laborales cambian de formato constantemente según las necesidades del mercado y, hoy, abundan los empleos remotos y la conformación de pequeñas empresas. Siguiendo esa línea, la forma de obtener un adelanto de sueldo también se renovó.

Es por eso que, a diferencia de los trámites burocráticos que se empleaban tradicionalmente para obtener un préstamo, hoy tenemos a nuestro alcance mecanismos más flexibles. Además de agilizar las gestiones, esto permite que puedan beneficiarse más personas sin mayores obstáculos.

Se trata de un servicio dirigido también a personas sin antecedentes laborales de peso e incluso a aquellos que no tienen recibo de sueldo. Así, es que pueden acceder a un crédito los trabajadores informales, estudiantes, jubilados y monotributistas, entre muchos otros casos.

Requisitos para solicitar un préstamo en línea

Muchas veces, necesitamos contar con dinero en el acto para saldar alguna deuda o efectuar alguna compra de urgencia. En esos momentos, pedir un adelanto resulta opción más viable. Pero, al intentar solicitarlo en un banco nos encontramos con algunas trabas que nos impiden obtener el beneficio.

Es en esos casos que recurrimos a las entidades financieras no bancarias, como los prestamistas en línea. Además de no exigir recibo de sueldo, muchos de ellos tampoco imponen como requisito no figurar con veraz o contar con bienes inmuebles para poner en garantía.

Las condiciones son tener la mayoría de edad (más de 18 años), una cuenta bancaria asociada a nuestro nombre y llenar un formulario de solicitud. En algunos casos, también se exige contar con un teléfono celular para comunicarse o corroborar algunos datos de contacto por seguridad.

Procedimiento

El funcionamiento de este servicio es muy simple, tanto que puede realizarse de forma remota, desde un dispositivo conectado a internet. Esta circunstancia agiliza el proceso completo, desde la solicitud hasta la recepción del dinero y pago de las cuotas desde nuestra cuenta.

Como ya dijimos, la solicitud se emite completando un formulario con nuestros datos personales y algunos detalles de nuestra cuenta bancaria en la que el dinero será depositado. Una vez realizado, debemos esperar que se evalúe nuestra situación crediticia y se informe si la solicitud fue aprobada.

Siempre que la respuesta del sistema sea positiva, en unos minutos se depositará el préstamo en nuestra cuenta. De la misma cuenta bancaria, también se pueden debitar de forma automática las cuotas que se hayan establecido al momento de realizar la solicitud.

Comentarios

comentarios