Viajes en cruceros: mitos y verdades que vale la pena saber

Viajes en cruceros: mitos y verdades que vale la pena saber

Viajar a bordo de un crucero es una de las experiencias más emocionantes que se pueden vivir. Este tipo de viajes no sólo brindan la posibilidad de conocer varios lugares en un único trayecto, sino que también permiten que sus pasajeros se relajen de manera excepcional. Sin embargo, a la hora de contratar un paquete turístico de este estilo, puede que te surjan algunas dudas relacionadas con ciertos mitos que se han creado alrededor de los cruceros. En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber si estás por aventurarte en alta mar:

¿Es probable que me aburra?

Una pregunta que puede llegar a surgir a la hora de contratar cruceros, es si cabe la posibilidad de aburrirse durante el viaje. La respuesta es un rotundo no. Todos los días, los pasajeros reciben una carta donde se describen las actividades que se desarrollarán en esa jornada y los horarios de las mismas. Lo cierto es que la variedad es sumamente amplia, podés elegir desde shows de música en vivo hasta clases de gimnasia o sesiones de spa.

¿Los mareos son muy frecuentes?

Si bien la preocupación acerca de los mareos a bordo suele ser un tópico muy común cuando se habla de cruceros, lo cierto es que estas embarcaciones están preparadas para que los movimientos del mar se sientan lo menos posible. Todos los barcos se encuentran dotados de estabilizadores y recursos técnicos que sirven justamente para atenuar la sensación  de agitación de las aguas. Además, es posible recurrir a algún medicamento que te ayude a evitar las náuseas y el malestar.

¿Y si me da claustrofobia?

Otro mito asociado a estos viajes tiene que ver con el miedo a sentir claustrofobia. Esta cuestión de “no poder salir del barco” es un temor muy frecuente. No obstante, es importante que tengas en cuenta que las embarcaciones son como ciudades flotantes, es decir, nunca llegarás a conocerlas del todo debido a su inmensidad. De acuerdo con esto, es muy improbable que en algún momento del trayecto te sientas encerrado. De todas maneras, si aún así tienes algunas dudas acerca de cómo te sentirás dentro del camarote, te aconsejamos que elijas una cabina que tenga ventanas y, dentro de lo posible, un balcón. Así, podrás sentir el aire fresco del océano en todo momento.

¿Hay posibilidades de naufragio?

El temor al naufragio, si bien es más frecuente en los niños, también puede ser una preocupación de los adultos. Ante esto, debes saber que el barco es uno de los medios de transporte más seguros del mundo y que las posibilidades de que algo te ocurra a bordo son de 1 en 6 millones. Por lo tanto, te sugerimos que te quedes tranquilo y que disfrutes plácidamente de cada minuto de la travesía.

Comentarios

comentarios