En la noche del sábado se produjo un hecho insólito y muy grave en la ruta 8, casi a la altura del Automóvil Club de Arrecifes. Una tropilla de más de diez caballos sueltos apareció sobre la cinta asfáltica poniendo en serio riesgo a todos los automovilistas que circulaban por ahí.

Los conductores de vehículos, circulando a más de 100 km/h, se encontraron de golpe con una gran cantidad de equinos, encima dentro de la escasa visibilidad por la oscuridad de la noche. Afortunadamente la mayoría logró esquivarlos, obligados a arriesgar maniobras peligrosas.

La peor parte la sufrió un hombre de la ciudad bonaerense de Colón que conducía un Peugeot 308, quien chocó de frente contra un caballo que pegó el en capot del auto, luego en el parabrisas y en el techo, para finalizar tendido muerto sobre la ruta. El vehículo quedó destrozado, aunque por suerte sus ocupantes no sufrieron lesiones de consideración.

Los Bomberos Voluntarios, la Policía y personal de la División Inspección y Tránsito de la Municipalidad debieron intervenir cortando la ruta 8 y corriendo a los caballos para tratar de alejarlos de la zona.

Se investiga de dónde se escaparon o quién fue el irresponsable que los dejó sueltos, debido a que los animales no tenían marca. Pudo ser una tragedia.

Comentarios

comentarios