Nuevamente los pilotos arrecifeños volvieron a ser principales protagonistas en el Top Race. En la tercera fecha del campeonato, disputada en Oberá, Agustín Canapino logró la pole en clasificación, ganó el Super Sprint y venía punteando en la final hasta dos vueltas antes de la bandera a cuadros.

El actual campeón de la categoría, no obstante, perdía algo de terreno luego de habérsele roto la primera velocidad, y su triunfo corría riesgos ante el incontenible avance de Juan Cruz Álvarez, que desde atrás venía comiéndose rivales con un ritmo espectacular.

Sobre el final, los dos arrecifeños llegaron a la pelea mano a mano, con Agustín cuidando la punta y Juan Cruz buscando quitársela. Era un enfrentamiento especial, porque se sabe que tienen una rivalidad particular. En una curva lenta del circuito, Álvarez le metió el auto por adentro a Canapino pero le pegó en el lateral para superarlo.

Desde el propio equipo Midas y por la transmisión de Carburando, al ex piloto internacional lo “mandaron en cana” pidiéndole que levante y le devuelva el puesto a Agustín porque le había pegado para pasarlo. La comunicación interna por radio se escuchó por la transmisión de TV. “Pero decidí vos”, le dijeron nuevamente a Juan, quien decidió ganar la carrera, festejar y defender la legalidad de su sobrepaso.

Más allá de criterios, a los comisarios deportivos no les quedaba otra que recargarlo. A confesión de partes…

Así, el triunfo quedó para Canapino, escoltado por Emiliano Spataro y Gustavo Tadei. A Álvarez lo mandaron octavo.

No obstante, los dos están clasificados para la Etapa Final y el triunfo nuevamente quedó para Arrecifes. Los dos se lo merecían por la gran carrera que hicieron.

Comentarios

comentarios