El último lunes, Claudio Franchoni denunció en la Comisaría local un hecho ocurrido el pasado sábado 17 de diciembre. Según su relato, a las 6 de la mañana de ese día su hijo, menor de edad, fue agredido salvajemente por otro menor, quien sin mediar motivos lo golpeó en la cabeza con un pedazo de baldosa. Y luego lo siguió golpeando cuando el joven Franchoni estaba en el suelo.

El ataque se produjo en la vía pública, en la siempre agitada esquina de Av. Merlassino y Risso, donde los jóvenes se juntan a la salida de los bares, de madrugada, y siempre ocurren incidentes.

A raíz de la brutal agresión recibida, el menor fue trasladado al Hospital Municipal en estado de inconsciencia. Allí se le realizaron las primeras atenciones, pero debido a la gravedad del caso sus padres decidieron trasladarlo a Pergamino, donde se determinó que presentaba una seria lesión en el cráneo. Por ese motivo permaneció internado durante varios días en estado delicado.

Se instruyeron actuaciones por lesiones graves, con intervención de la UFI del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial de San Nicolás.

El último sábado se reforzó la presencia policial a la madrugada en esa conflictiva zona de la Terminal de Ómnibus. Sería bueno que se despeje ese lugar, donde todos los fines de semana ocurren hechos de violencia.

Comentarios

comentarios