En un allanamiento realizado anoche en el Club de Bochas Arrecifes, la policía local clausuró una sala de juegos clandestina que funcionaba en dicho lugar y secuestró nueve computadoras que se utilizaban para apostar. También se procedió a la identificación de todas las personas que se encontraban en el club en el momento del operativo, los que fueron trasladados a la Comisaría.

Por otra parte, se incautaron 2.500 pesos y 200 dólares en efectivo.

A las personas demoradas en el procedimiento, encabezado por el propio jefe Distrital, inspector Alfredo Seeber Molinari y el titular de la Comisaría local, subcomisario Sergio Barceló, se les labró una contravención y se las dejó en libertad.

Comentarios

comentarios