LA BATALLA FINAL: OPINA DIEGO ZORRERO

LA BATALLA FINAL: OPINA DIEGO ZORRERO



Es uno de los periodistas automovilísticos con mayor poder de análisis, siempre alejado del mero relato de los hechos. De extensa trayectoria radial, gráfica y televisiva, hoy produce y conduce el ciclo televisivo P1 junto con Mauro Feito. Es otro de los especialistas invitados a opinar sobre este Campeonato Histórico de Pilotos de Arrecifes que “se corre por Twitter” a través de la cuenta @NotiArrecifes.

Escribe Diego Zorrero:

LUIS VOTARÍA POR AGUSTÍN Y AGUSTÍN, POR LUIS

Lo primero que se me vino a la cabeza al ver una final entre Rubén Luis Di Palma y Agustín Canapino fue la palabra injusticia. Es que creo que no puede compararse lo que ha hecho uno y otro, por las épocas, los rivales, el sistema del automovilismo de los años 60/70/80 y de los 10/20.

Después pensé en ellos. Recordé aquellas palabras del “Loco” en el podio de Rafaela 96, entrevistado por Andrés Perco: “Que esto le sirva a la juventud para que no se apure, hay tiempo”.

Luis era un trabajador puro, era un audaz. De hecho, una de las muestras de audacia que recordamos es aquella de nombrar a Alberto Canapino como su preparador en 1985, cuando se peleó con Miguel De Guidi, y después encargarle el desarrollo completo del Dodge 1500 de 1986 con el que ambos lograron aquel resonante triunfo de Balcarce en TC2000. Pero Luís era generoso. Ayudaba sin medir. Lo hacía en el mundo de las carreras y en la vida misma, como cuando auxilió con su helicóptero a tantas personas en la inundación de Pergamino. Esa misma generosidad, es la que lo llevaría hoy, si estuviera aquí entre nosotros, a decir que Agustín es mucho mejor que él. No tengo dudas.

Y Agustín es una esponja. Absorbe conocimientos permanentemente. Muchos, aún después de varios títulos, dudan de su humilde discurso de “tengo mucho por aprender todavía”. Pero la realidad es ésa. Por mucho que sepa, no se le puede pedir a un joven de 30 años que sepa lo que debería saber un hombre de 50. Porque sería como pedirle a un adolescente en plena secundaria, que tenga los conocimientos de un ingeniero. Está fuera de tiempo hacerlo. Y estoy seguro también que Agustín, ante la misma pregunta, diría que Rubén Luís Di Palma que mucho más grande que él.

Pero claro. Ambos explotaron repentinamente. Ambos fueron campeones de TC y TC2000. Ambos fueron referentes en su momento. Pero en diferente tiempo. Y esa diferencia de tiempo, hace que los que vieron correr a Luis probablemente no participen de esta encuesta de redes sociales, y la mayoría de quienes participan, no lo hayan visto correr nunca a Di Palma.

Luis fue muy grande. Al carnicero de mi barrio, en Buenos Aires, le hablo de Di Palma y sabe de quién hablo. Le hablo de Canapino y no obtengo el mismo resultado. Luis fue parte de una época en la que el automovilismo era mucho más protagonista de la vida de la gente que hoy. Y Agustín no tiene la culpa. Quizás, el momento apropiado para medir lo que hizo uno y otro, sea cuando Agustín ya no corra y aun así, quizás tampoco sería justa la comparación.

Froilán, Paire, Norberto, por solo nombrar tres que no llegaron a esta final, fueron muy grandes en su momento. En distintas épocas también, pero no tienen el voto contemporáneo de las redes sociales. Quizás esta final sea entre la historia y el futuro, porque el presente tiene a ambos “cabeza a cabeza”. Pero esa es una discusión que no corresponde tener ahora.


SI TODAVÍA NO VOTASTE, PODÉS HACERLO ACÁ

Comentarios

comentarios