En la noche del domingo, el reconocido industrial panadero Silvio Fernández, de La Espiga de Oro, dio aviso a la policía sobre un Citroën C4 de color gris que merodeaba sospechosamente por su domicilio.

Efectivos de la Comisaría local se hicieron presentes de inmediato en esa zona de Villa Sanguinetti, conocida como “La Villa chica”, y dieron con el auto sospechoso. Al interceptarlo para identificar a sus ocupantes, dos de ellos descendieron raudamente del C4 y salieron corriendo en dirección hacia ruta 8, para cruzar al otro lado de Villa Sanguinetti. En tanto, otros dos aprovecharon para escapar en el automóvil.

Allí, la Policía solicitó refuerzos y salieron en la búsqueda de los que habían huido de a pié, capturándolos casi de inmediato en una calle cortada que une las arterias Pérez Millán y Martín Fierro, detrás de una parrilla ubicada sobre la ruta.

El operativo continuó en la búsqueda del Citröen, que sólo 20 minutos después fue encontrado por los efectivos policiales a la vera de la ruta 8 en la zona del Automóvil Club Argentino.

Gracias a datos aportados por una testigo se logró reunir información necesaria para conseguir que la Justicia dicte la detención de los cuatro sujetos, que luego se comprobó habían querido ingresar a la casa de Fernández rompiendo una puerta pero no lograron hacerlo al no poder violentar una importante traba que tiene.

Los cuatro detenidos son de nacionalidad colombiana y con domicilio en Capital Federal. Y al tomárseles declaración no pudieron justificar su presencia en Arrecifes, donde estaban desde tempranas horas del día. Incluso se confirmó que habían ido a un hotel ubicado sobre ruta 8 a preguntar precios para alojarse.

El Citröen C4 de color gris en el que se movilizaban, en tanto, es un vehículo de alquiler y fue secuestrado; como así también una navaja de tamaño importante y un bolso porta notebook.

Cabe destacar la rapidez y efectividad con la que trabajó la Policía, a cargo del jefe distrital comisario César Danti. Además, el operativo resultó exitoso gracias a la pronta denuncia telefónica de Silvio Fernández y a la colaboración de una vecina de la zona aportando datos. Por esto es importante que la gente nunca deje de llamar a la Policía ante cualquier sospecha. La ayuda de los vecinos es muy importante para la prevención de los delitos.

El hecho fue caratulado “Robo calificado en grado de tentativa” y los cuatro colombianos continúan detenidos a disposición de la Justicia.

Comentarios

comentarios