El año 2012 viene castigando a Arrecifes con la particularidad de varias muertes de personas jóvenes, desde niños, adolescentes y adultos de mediana edad. Accidentes de tránsito en algunos casos, hechos trágicos, enfermedades y hasta repentinas descompensaciones.

Este fin de semana sufrimos dos nuevos hechos lamentables. Uno fue el deceso de Abel Viotti, de 38 años, chofer de un camión de La Serenísima, quien falleció producto de un infarto cuando estaba manejando por ruta 51 a la altura de Pérez Millán. Viotti (vivía en Av. Intendente Blanco al 1100) sintió que se descomponía y alcanzó a estacionar su camión en la banquina antes de su subrepticia muerte.

El otro hecho ocurrió en el mediodía del viernes, cuando la Policía tomó conocimiento que en una vivienda de Barrio El Lago se encontraba un hombre sin vida. En la casa número 148 se halló el cuerpo de César Luis Sánchez, de 48 años, quien de acuerdo al informe de médicos del Hospital Santa Francisca, falleció por muerte natural.

Comentarios

comentarios