Rodrigo Maseda Erlín es uno de los tantos jóvenes arrecifeños que partieron de nuestra ciudad para cursar una carrera universitaria. Estudió Medicina, pero cuando le faltaban unos dos años para recibirse su vida dio un abrupto cambio de rumbo.

“Por intermedio de un amigo me metí en el mundo del poker online y me atrapó de inmediato. Me di cuenta que me apasionaba y que tenía ciertas condiciones para desarrollarme en este juego/deporte. Así, leyendo, estudiando y jugando poker pasaba más tiempo que estudiando Medicina, hasta que decidí arriesgarme a dejar la carrera para adoptar el poker en forma profesional”, contó Rodrigo en RADIO UNO (107.1) desde Maipú, Mendoza, lugar que eligió para radicarse junto a su pareja, Liz Fany.

Precisamente junto a su pareja, también jugadora y entrenadora de poker, el arrecifeño de 31 años de edad fundó BBZ Latam, el brazo latinoamericano de BBZ Poker, el equipo, escuelas y sitios de entrenamiento más importante del mundo.

“Ahora gracias a Dios nos va muy bien y tenemos muchísimo trabajo. Pero en su momento, cuando le dije a mi familia que dejaba Medicina para dedicarme al poker fue todo un tema… El hecho de que con mi pareja los dos nos dediquemos a lo mismo es muy importante. De lo contrario, sería difícil de entender y bancar tantas horas de estudio y de juegos”, añade.

Rodrigo Maseda es considerado uno de los mejores jugadores y entrenadores del mundo en poker online, un auténtico estudioso, apasionado y con una mente brillante, algo que él intenta minimizar: “No pasa por la inteligencia; cualquiera puede llegar estudiando mucho y dedicándole muchas horas. También es importante que reciba consejos y estrategias de quienes ya hemos transitado este camino, como lo hice yo en un momento”.

“Al poker online lo practican miles de jugadores en todo el planeta y es mucho más que un juego de azar. Ya es considerado un deporte mental y de habilidad por la Asociación Internacional de Juegos Mentales, como el ajedrez. Para que se den una idea, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la antorcha olímpica fue llevada por un jugador de poker. En Brasil es considerado un deporte y junto a Estados Unidos son los dos países más fuertes en esta disciplina”, explica el joven Maseda.

“Para ser jugador profesional se tienen en cuenta dos componentes principales: el mental y el técnico. Pero de ahí surgen varias ramas que incluyen hasta una correcta dieta alimentaria. Es muy difícil mantener la atención y la concentración en torneos que duran 10 o 16 horas, por ejemplo. Uno entrena y estudia todos los días para tomar las decisiones mas acertadas, con cientos de aspectos y variantes. Es común, por caso, que yo juegue diez partidas simultáneas, lo que parece una locura pero a mí no me cuesta; ya estoy acostumbrado y entrenado para ello”, describe Rodrigo.

Y agrega que “el poker online ha evolucionado muchísimo. Antes era más de intuición y ahora tiene más tendencia a lo matemático. Y más allá de lo técnico, influyen mucho la disciplina y la inteligencia emocional. Hay que tratar de que el azar, un componente inevitable y lógico, influya lo menos posible en el resultado”. Además aclara que “nunca jugué poker en casinos; algún día lo haré, pero no lo tengo como objetivo”. Cabe aclarar que los jugadores de poker online son considerados mucho más fuertes que los de mesa.

Actualmente Rodrigo y Liz se dedican a conducir BBZ Latam entrenando jugadores con un amplio equipo de profesionales en distintos aspectos. Entre ellos, diseñando planes para que sus dirigidos tomen correctas decisiones en cuanto a los torneos a disputar. “Los resultados de rentabilidad se ven a largo plazo. Hay que calcular bien el nivel de torneos en los que se participa, la cantidad de jugadores, el costo y los posibles premios. Lo más importante es estar la mayor cantidad de tiempo rindiendo en el más alto nivel”.

No obstante, esta nueva etapa de coaching, Maseda continúa jugando: “Hago las dos cosas a la vez, lo que me demanda mucho tiempo pero no es un sacrificio porque me gusta y no me cuesta estudiar. Experiencias en torneos tengo muchísimas y muy diversas; desde uno en el que llegué a la mesa final pero me fui séptimo y me lleve mil dólares, lo que me alcanzó justo para cubrir los costos, o ganar un torneo de diez mil jugadores en el que pude obtener un premio de U$S 35.000”.

Como resumen, Rodrigo manifiesta que hoy puede tener la misma o mayor rentabilidad que si hubiera ejercido la medicina, “y encima estoy haciendo algo que me gusta y me hace feliz, y eso es invalorable”. No obstante, reconoce que sus compromisos son tantos que le impiden visitar a su familia en Arrecifes al menos una vez al año: “Normalmente voy para las Fiestas, pero este año no pude; así que les estoy debiendo la visita a mi familia y a mis amigos”.

Finalizando, “para quien se anime o cree que tiene condiciones, estamos becando a alumnos para que ingresen a BBZ Latam (así lo encuentran por las redes sociales) y nosotros financiemos su inicio en el poker online. Tampoco es para cualquiera porque hay que dedicarle mucho tiempo, somos bastante estrictos en las entrevistas previas y buscamos gente joven y con futuro. Pero reitero: lo más importante es la dedicación, la pasión y la conducta; el resto de las herramientas se las damos nosotros”.

Comentarios

comentarios