Luego del decreto firmado por el gobernador Daniel Scioli para revaluar el precio fiscal del inmobiliario rural y la media sanción de Diputados, la cúpula de las entidades agropecuarias resolvió un paro comercial de nueve días contra la decisión que llevará a los dueños de los campos a pagar de 47 pesos en promedio por hectárea a 76 pesos.

“Se declaró un paro provincial de comercialización de granos y hacienda en pie, que no alcanza a los productos perecederos, desde las cero horas del sábado 2 de junio hasta las 24 del domingo 10 de junio”, indicaron.

De la reunión participan Hugo Biolcati (Sociedad Rural), Alberto Frola (CARBAP), Daniel Perdini (CONINAGRO) y Julio Currás y Guillermo Giannasi (Federación Agraria).

A los ruralistas no se les aumentaba el impuesto inmobiliario desde hace 15 años. Pese a todo, como no obtuvieron lo que querían le rajan un paro sin importarles comprometer la provisión de alimentos a los argentinos. Parece ser que son ellos o ellos, que el resto no les preocupa para nada.

Comentarios

comentarios