El lunes por la noche, el subcomisario Sergio Barceló, titular de la Comisaría de Arrecifes, llegaba al lugar y al descender de su auto observa como un menor de edad sale corriendo de la Seccional, donde estaba demorado.

Barceló corre detrás de él para intentar agarrarlo, pero siente un fuerte dolor en una de sus rodillas que lo inmoviliza. Cuando se agacha, es atropellado por un auto que circulaba por calle Saavedra, sufriendo un fuerte golpe en la cabeza.

El insólito accidente le produjo mareos al subcomisario, quien a causa de ello no pudo movilizarse por sus propios medios y debió ser internado en el Hospital Municipal. Afortunadamente ya está recuperado.

Comentarios

comentarios