Un terrible hallazgo se produjo hoy en horas de la tarde en Arrecifes, cuando un niño de entre 12 y 13 años fue encontrado sin vida en el barrio Santa Lina, en la zona del tanque de agua potable, cerca de la casa en donde vivía con su madre.

Si bien aún no existe información oficial, habría sido un suicidio y se conoce la identidad del menor. Sería alumno de la Escuela 16 e hijo de un ex policía fallecido.

Trascendidos indican que el chico se había ausentado ayer de su casa, pero que su mamá no hizo la denuncia porque en ocasiones se enojaba y se iba.

El cuerpo de la víctima fue llevado a San Nicolás, donde se le realizaba la autopsia de rigor.

Un hecho doloroso, tristísimo, que vuelve a enlutar a nuestra ciudad, increíblemente castigada por muertes jóvenes en este 2012.

Comentarios

comentarios