Docentes de la Escuela Rural Nº 11 ubicada en el paraje Cañada Martha realizaron un reclamo público ante la impotencia de seguir atravesando por una situación vergonzosa.

Por estos fríos días, los chicos este lunes tuvieron que tomar clases en el medio del campo con una sensación térmica de 4ºC sin contar con energía eléctrica ni gas.

“Hoy ya tenemos luz. Gas, tenemos la chancha. El inconveniente surge porque no nos dejan encender los calefactores hasta que no pase el matriculado contratado por el Estado y, como hay uno sólo, quién sabe cuándo va a venir”, explicó la docente que expuso la situación en las redes sociales.

“Ayer lunes, al no haber luz, tampoco podíamos enchufar las estufas eléctricas que nos trajo cooperadora. Por otro lado, en uno de los salones hay un aire frío-calor pero, aparentemente, el sistema eléctrico de la escuela no es adecuado para enchufarlo porque se derriten los enchufes”, añadieron desde la escuela de Cañada, que tiene los tres niveles educativos.

En el año 2022 parece irreal tener que estar viviendo estas situaciones, mucho más después de más de un año sin clases presenciales producto de la pandemia y con tiempo para trabajar en los establecimientos educativos.

Más de una escuela de Arrecifes sufre esta situación. También se conoció que en la de Todd no hay gas y tampoco en la Escuela Técnica, donde hace dos años no funciona la caldera.

El dinero que se recibe del Fondo Educativo de la Provincia de Buenos Aires es varias veces millonario mensualmente, pero parece que no alcanza. Y las autoridades educativas de nuestra ciudad no brindan respuestas.

Comentarios

comentarios