Al cumplirse exactamente dos meses del terrible accidente sufrido por Anyi Casella cuando circulaba en moto por ruta 191, pareciera que el milagro es posible.

La joven de 20 años lleva 60 días en coma, y las esperanzas de que despierte lamentablemente eran casi nulas hasta hace uno días, pero la última semana mostró una leve mejora.

Anyi lleva varios días sin respirador artificial, con sus pulmones funcionando solos y sin la infección que la tenía a maltraer. Aparentemente ha amagado con abrir los ojos en ocasiones esporádicas, aunque todavía no responde a ningún estímulo.

Si su cuadro no se complica, la semana que viene la sacarán de la sala de terapia intensiva que ocupa en el Hospital El Cruce de Florencio Varela y la pasarán a una habitación común para que pueda estar más en contacto con sus padres, familiares y amigos y éstos puedan estimularla.

La medicina no puede hacer más nada. Pero la fe sí, puede hacer mucho. Por ello será muy importante el contacto directo con ella, hablándole, tocándola, y esperando el milagro tan ansiado. Ahora le toca intervenir a Dios.

Comentarios

comentarios