Hay que reconocer que los argentinos somos tacaños a la hora de dejarle un mango al pobre mozo. Es cierto que muchas veces el servicio deja bastante que desear, sobre todo en restaurantes cool en los que los chicos/chicas que atienden creen que están de paso y piensan que están haciéndote un favor.

Leé la nota completa y mirá los videos en http://fondodeolla.com/el-espinoso-tema-de-la-propina/

 

Comentarios

comentarios