El concejal se refirió al caso del dogo sacrificado por Bromatología. Jorge Eterovich fue quien presentó el proyecto creando el Centro Municipal de Zoonosis, aprobado por unanimidad y que incluye la prohibición de realizar eutanasia en Arrecifes.

“No puedo creer lo que hicieron. Es pura y sencillamente el asesinato de un pobre animal al que no le dieron ninguna oportunidad de nada, ni de que lo adopten. No sé quién se cree con la autoridad de terminar con la vida de un ser inocente. Quizás por ser un perro les parece un hecho menor, pero a quienes amamos a los animales nos parece gravísimo”, comentó indignado el edil del Frente Renovador-Frente de Todos.

“Pero aparte de eso, es muy grave institucionalmente. En octubre del año pasado presenté una ordenanza para la creación del Centro Municipal de Zoonosis, en la que trabajamos muchísimo investigando cómo se trabaja en la protección animal. Y el proyecto declara a Arrecifes ‘Municipio no eutanásico’, entendiéndose por tal la prohibición del sacrificio de animales. Fue aprobado por unanimidad, por los 14 concejales; es ley municipal y los mismos funcionarios la violaron. Alguien debe hacerse responsable de este acto repudiable”, añadió Eterovich.

Además, establece un protocolo de actuación ante estos casos: “El Municipio deberá contar con caniles adecuados para contener por 10 días a un animal mordedor sin dueño al efecto de hacerle el seguimiento/control antirrábico. El área no tendrá incumbencia en el tratamiento y atención de personas mordidas, que serán derivadas al Hospital Municipal”, cerró el concejal.

Comentarios

comentarios