Las persistentes y copiosas lluvias de los últimos días provocaron, entre otras cosas, el nuevo crecimiento del río Arrecifes. Las aguas en la zona del Balneario Municipal, en horas del mediodía, llegaban al borde de la pasarela.

En la noche de ayer cayeron 60 milímetros de agua y casi 100 en todo el fin de semana, en un nuevo temporal desacostumbrado de agua que complica algunas zonas de la ciudad.

Se espera que para mañana miércoles, afortunadamente, el mal clima cese y vuelva a salir el sol sobre Arrecifes.

Comentarios

comentarios