Gas, luz, prepagas y peajes, aumentos con los que arranca el 2019

En sintonía con el año que terminó, el 2019 llega con diversos aumentos en los servicios públicos que seguirán afectando de manera sensible al bolsillo de los trabajadores. Gas, electricidad y obras sociales son algunos de los rubros que sufrirán subas en sus tarifas para los arrecifeños y que no darán tregua a la escalada inflacionaria.

LUZ
El precio de la luz sufrirá aumentos en cuatro tramos. El primero de ellos será del 26% y se computará a partir de febrero. El segundo, del 14%, llegará en marzo, y los restantes dos serán ambos del 4% en mayo y agosto, consumando una escalada acumulada promedio del 55% en 2019.

GAS
Otro de los servicios que aumentará será el gas. Según trascendió desde la Secretaría de Energía, que ahora dirige Gustavo Lopetegui, el incremento rondará el 35% y se aplicará a partir del mes de abril.
En este sentido, para 2019 estaba pautada una suba en el servicio desde el 1 de enero en 24 cuotas mensuales para “compensar por la devaluación” a las empresas distribuidoras, aunque tal resolución quedó sin efecto debido a la polémica que generó en la opinión pública.

OBRAS SOCIALES
El Gobierno autorizó también un aumento del 5% en las cuotas de las prepagas a partir del primero de febrero próximo, y así acumularán una suba del 42,2% en un año.
A través de una resolución del Ministerio de salud y Desarrollo Social, el Poder Ejecutivo indicó que las empresas de medicina prepaga «deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dichos aumentos».
Según el texto oficial, «la Superintendencia de Servicios de Salud evaluó la caracterización del sector de las empresas de medicina prepaga y revisó el incremento de costos del sector».

PEAJES
Este jueves se conoció también que las tarifas de los peajes de los accesos norte y oeste a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires subirán un 33% promedio a partir del sábado próximo, según decidió el Gobierno nacional.
El ajuste, que ya pasó por un proceso de consulta ciudadana, fue dispuesto por una resolución conjunta del ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, y la Dirección Nacional de Vialidad publicada en el Boletín Oficial este jueves.
Por la disposición del Gobierno, los automóviles particulares que ingresen a la Capital Federal desde el sábado por el Acceso Oeste en hora pico pasarán a pagar de 50 a 65 pesos. A su vez, quienes ingresen a la Ciudad desde la provincia de Buenos Aires por el Acceso Norte, dependiendo de los ramales, también tendrán un incremento de entre $15 y $ 20 por peaje, según la medida oficial.
Por ello, el Gobierno precisó que los automovilistas que ingresen por Debenedetti Márquez pasarán de pagar 45 pesos a 60 pesos; el ramal Tigre se irá de 50 a 65 pesos; y el Pilar-Campana pasará de 55 a 75 pesos.
Según el Gobierno, la actualización permitirá «garantizar el funcionamiento de las autopistas y continuar desarrollando el Plan Integral de Obras para la Red de Accesos a la ciudad de Buenos Aires, que contempla trabajos para mejorar las condiciones de circulación y seguridad vial».
Con el nuevo esquema tarifario, también se modificó el actual esquema de banda horaria en las franjas promoción y valle para las categorías 1, 2 y 3 de vehículos.
Habrá menos horas en las que se cobre la tarifa de promoción: hasta ahora, los autos particulares la abonan de 0 a 5 y de 22 a 24, en ambos sentidos.
Pero con el nuevo cuadro de tarifas, el peaje promocional (de 45 pesos, con el aumento) se cobrará de 1 a 5; mientras que de 0 a 1 y de 22 a 24 se pasará a pagar la hora valle, que es más cara que la anterior (60 pesos).

Comentarios

comentarios