Argentino es uno de los mejores equipos de la Liga Pergaminese de Básquet y está en condiciones de darle batalla a los máximos candidatos: Gimnasia y Comunicaciones. Y para Ricardo Gutiérrez es un rival especialmente complicado.

Con la conducción de Javi Bóveda es difícil ganarle a este Argentino. Y sin el base arrecifeño, pareciera que es decididamente imposible.

La salida de Bóveda por lesión en el primer juego, el jueves en Pergamino, melló las chances del Tricolor, que terminó cayendo 63-55 en una noche en que pudo haber ganado gracias a la enorme actuación de Ramiro Sáenz, goleador con 28 puntos (más de la mitad de los que anotó Gutiérrez).

Y en el segundo juego, este domingo en Arrecifes, definitivamente se sintió su ausencia. Argentino cerró la serie imponiéndose 56-68 en un choque en el que los dirigidos por Raúl Belcuore siempre corrieron desde atrás en el marcador.

Cabe destacar que Santiago Nomdedeu fue quien tuvo que reemplazar a Javi y no desentonó en absoluto; sólo que tiene apenas 15 años y pese a sus grandes condiciones no cuenta con la experiencia del líder de Gutiérrez.

Sáenz volvió a ser una de las referencias del Trico y tuvo un buen partido Maxi Cruceño, recuperándose de su errática actuación en Pergamino.

Argentino sumó su cuarta victoria en fila ante los arrecifeños (nos ganó todos los juegos de este campeonato) y se metió en semifinales, donde deberá medirse con Gimnasia. Alianza espera en la otra llave al ganador de Comu-Spors. Ricardo Gutiérrez se despidió hasta el próximo certamen.

Foto: captura transmisión @masqueunhobbyradio

Comentarios

comentarios