El conflicto entre los gremios docentes y los gobiernos de varias provincias del país, no sólo continúa sino que se acentúa. También en la Ciudad de Buenos Aires, donde Mauricio Macri decidió cerrar todos los grados con menos de 15 alumnos y dejó sin trabajo a más de 200 docentes (pero a esto no le dan mucho espacio los grandes medios).

En la provincia de Buenos Aires se había anunciado un paro para hoy, pero a última hora de ayer se decidió levantarlo y avisar que quizás paren miércoles y jueves. El tema es que el Gobierno bonaerense acordó con los gremios posponer para hoy las paritarias que iban a realizarse ayer.

Lo cierto es que esta pelea por un poco más de sueldo o un poco menos, ya se está convirtiendo en una falta de respeto hacia los chicos, que no saben si tienen que ir a clases o no ir. En un momento del día se les dice que no, después se les dice que sí… En Arrecifes hay clases, pero es tal la confusión que hasta algunos docentes llegaron tarde a los establecimientos escolares. Incluso se pudo ver en la puerta de ciertos jardines y escuelas a padres con sus hijos esperando afuera porque a las 8 aún no habían abierto. ¿No es demasiado ya?

En la foto, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA.

Comentarios

comentarios