La fuerte ola de calor que sufre Arrecifes y que se viene extendiendo durante muchos días, está provocando algunos problemas con la presión de agua potable en el barrio Villa Sanguinetti. Sin embargo, mientras tanto, hay gente que sigue regando jardines, lavando veredas y autos todos los días, llenando piletas y hasta regando calles de tierra.

Es por eso que la Municipalidad vuelve a apelar a la concientización de los vecinos en el cuidado que debemos tener con este recurso vital en esta comprometida época del año: “Hagamos conciencia entre todos, es una cuestión de SOLIDARIDAD; lo que malgasto yo, le falta a otro”, se insiste desde el área de Prensa municipal.

Es inaceptable que uno tire el agua y provoque que a un vecino suyo le falte, cuando la demanda es enorme y a veces excede la capacidad de proveerla. Y lamentablemente, es difícil lograr que dejemos de ser egoístas.

Comentarios

comentarios