El Concejo Deliberante celebró anoche una sesión extraordinaria para volver a tratar en el recinto el Presupuesto 2012, luego de permanecer nada menos que 97 días en comisión. Recordamos que el mismo había sido presentado por el Gobierno municipal el 30 de noviembre del año pasado y rechazado de plano por la oposición, lo que desató una fuerte polémica.

Los bloques de la oposición, al rechazarlo íntegramente ni bien lo recibieron, consideraban que estaba mal. Hablaron de que era deficitario, que había artículos que no podían aprobar e hicieron cientos de críticas más. Luego lo enviaron a la comisión de Presupuesto donde aparentemente lo analizaron durante más de tres meses, complicando el funcionamiento del Municipio al no tener un presupuesto aprobado para funcionar en los primeros meses de 2012.

Luego del teórico “exhaustivo análisis” del presupuesto por parte de los concejales de la oposición (al menos eso se supone que hicieron si lo tuvieron 97 días en comisión), se esperaba que propusieran importantes modificaciones al mismo. Pero no. Increíblemente lo aprobaron exactamente en los términos que fue presentado, en los mismos en los que hace tres meses lo habían rechazado.

Desde nuestra ignorancia, no entendemos esta actitud que provocó una incomprensible demora. O lo estudiaron bien y se dieron cuenta que el presupuesto estaba correcto. O cambian mucho de opinión. O no tienen la capacidad suficiente para mejorarlo. O simplemente hicieron oposición por la oposición misma. Lo que sí quedó claro es que la realidad mostró una preocupante contradicción de los concejales opositores

Comentarios

comentarios