Oscar Bailo, el empresario procesado por el crimen de su ex socio Carlos Gadea –hecho ocurrido el pasado lunes en Capitán Sarmiento-, declaró ante el fiscal. “Se hizo cargo del crimen pero dice que no recuerda nada”, confirmaron fuentes del proceso.

Recordamos que Bailo disparó dos balazos en el pecho a Gadea en el playón de la empresa de la víctima y luego huyó en su camioneta VW Amarok. Horas más tarde se entregó en la Comisaría de Sarmiento.

El acusado rememoró ante los investigadores judiciales las horas previas al ataque. “Salí de casa rumbo a la clínica Austral” de Pilar, donde iba a buscar los resultados médicos por una infección en la prótesis de una pierna que le colocaron hace dos años tras un violento accidente de tránsito.

El hombre, de 72 años de edad, dijo que en el camino pasó a saludar a su amigo y luego “no recuerdo más”. Tomó su auto y siguió viaje. A mitad de camino “recupera el sentido y un amigo le avisa por teléfono lo que había ocurrido”, explicó a este portal Juan Losinno, quien junto a Carlos Irisarri, son los defensores de Bailo.

Los investigadores preguntaron al acusado por que salió armado de su casa. “Si en la clínica me decían que me tenían que cortar una pierna, me mataba”, declaró. Además quince días antes del crimen consultó a un neurólogo porque notaba que por momentos perdía la memoria y el profesional le ordenó estudios médicos.

“Bailo tiene problemas de salud, por eso pedimos que sea sometido a pericias neurológicas, psicológicas y psiquiátricas”, detalló Losinno.

Para la defensa el acusado tiene problemas neurológicos a causa del fuerte accidente de tránsito que protagonizó hace dos años. Ante el fiscal Bailo “estaba acongojado y con un sentimiento de culpa tremendo”, detalló Losinno, en lo que parece una estrategia para que se declare insano a Bailo y disminuir la condena.

En un pasaje de su declaración el presunto homicida sostuvo: “He destruido a dos familias, la mía y la de Gadea” al que aseguró querer “como a un hijo” y aseguró no tener motivos para matar a nadie.

Fuentes judiciales detallaron a este portal que “no es descabellado pensar que el fiscal le pedirá la prisión preventiva pero dado la edad del acusado y su estado de salud, sea bajo la modalidad de arresto domiciliario”.

El hecho ocurrió el pasado lunes por la mañana en la localidad bonaerense de Capitán Sarmiento. Según los voceros, Gadea estuvo reunido con Oscar Bailo, un ex accionista de la empresa. Los testigos relataron que el empresario había sido herido de un disparo en el pecho.

Fuente: Online-911.com

Comentarios

comentarios