“Familias: Debido a las bajas temperaturas y por estar el establecimiento aun sin calefacción, el día de mañana jueves 23 de junio, se suspenden las clases presenciales. Las docentes enviarán a los grupos la tarea por WhatsApp, pero se corregirán en clases. Esta medida será hasta tanto se culmine la obra”, fue el mensaje que recibieron ayer los padres de alumnos de la Escuela Nº 7. Una vez más.

Al parecer, ante los problemas de falta de calefacción que venía sufriendo este establecimiento el Municipio le compró unos caloventores. Para colocarlos hubo que adaptar la instalación eléctrica, tarea que fue realizada por una persona de Capitán Sarmiento. Pero al intentar ponerlos en funcionamiento, “salta la térmica” y la corriente se corta.

Así es que al no hallar una pronta solución (parece que casi todos los trabajos hay que hacerlos dos veces en Arrecifes porque la primera se hace mal), se decidió suspender las clases presenciales. Estamos a mitad de año, casi con las vacaciones de invierno encima, y todavía sin cursada normal. Está claro que no todo pasa por el dinero.

Comentarios

comentarios