Christian Bodrato Mionetto es piloto de Turismo Nacional Clase 2, dedicado desde hace más de 15 años al automovilismo, a quien esta semana le tocó vivir una situación muy particular. Se encontró en la puerta de un banco en la zona de Pilar con una chica en una moto usando un casco de Norberto Fontana y le llamó la atención. En ese momento tuvo el gran gesto de intentar recuperarlo.

El casco (japonés, marca Arai) le había sido robado en 1998 a Fontanita de la casa de su madre, en calle Italia, cuando delincuentes ingresaron al domicilio familiar y se llevaron varias pertenencias.

Bodrato Mionetto relató el particular hecho: “Nunca voy a los bancos, pero ese día fui a un Banco Galicia en la zona de Pilar. En la puerta veo a una chica en una moto con un casco de Norberto Fontana, y me llamó la atención porque parecía original. Los que usamos cascos profesionales más o menos nos damos cuenta cuando son réplicas. Me acerqué y le vi la tira para atar amarilla (las de las imitaciones son negras) y comprobé que era original. Ahí lo filmé y le mandé un video a Norber, quien me respondió de inmediato y me confirmó que era el que le habían robado”.

“Ahí me bajé a hablar con la chica, que estaba sola en la moto y con dos cascos, o sea que estaba esperando a alguien que estaba dentro del banco. No le dije nada a ella y me mandé para el banco, busqué al muchacho y le pregunté si andaba en una moto roja. Me dijo que sí y le dije que quería el casco, que era mío, que me lo habían robado en 1998, porque era muy complicado contarle toda la historia”, siguió relatando el piloto.

“El muchacho me dijo que se lo había prestado un amigo, que nos intercambiemos teléfonos y después nos encontremos. Anoté su teléfono, lo llamé y le sonó; pero le dije que no porque después es probable que no los viera nunca más. Lo esperé afuera, junto a la chica. Volví a entrar, le pregunté su nombre y me dijo que se llamaba Brian, ahí le insistí y le ofrecí comprárselo por 20 mil pesos. El tipo me respondió que no me lo podía vender porque no era de él, a lo que le dije ‘o te lo compro o llamo a la policía’. Él me dijo que espere porque estaba por ser atendido, así que ahí salí de nuevo del banco y le dije a la novia que el casco era mío. ‘Que te lo dé, entonces’, me respondió. Le expliqué que no quería hacer lío, que se lo quería comprar porque tiene una historia muy importante”, continuó Bodrato Mionetto.

“El muchacho salió del banco, le dije que ya había llamado a la policía y que estaba viniendo, que si no me lo vendía se quedaba sin el casco y sin la plata. Se separaron de mí con la novia para hablar a solas y ahí agarré el casco. La novia le insistió que me lo diera, le entregué la plata y me fui. Estoy seguro de que ellos no lo habían robado. El casco está impecable, sólo con la visera dañada, que ya le estoy restaurando para entregárselo a Norberto en perfectas condiciones”, completó.

En un vivo de Instagram, Fontanita le agradeció por el gesto y comentó: “Estaba seguro de que al casco lo iba a encontrar porque a mis cascos la gente los conoce. En algún momento alguien lo iba a usar e iba a saltar. Cuando nos robaron, yo estaba en Inglaterra negociando para correr en Tyrrell en Fórmula 1. Me llevé dos cascos que había usado en carreras con Sauber. Éste era de pruebas, lo usé en Sauber en 1996 para probar en Estoril y en Mugello”.

En medio de la charla por Instagram se acordó que la entrega del casco recuperado por Christian a Norberto se haga este lunes en vivo en el programa Última Vuelta.

Comentarios

comentarios