El trágico suceso ocurrido en la madrugada de hoy a la salida del local bailable Pachanga Bar, comenzó a tener derivaciones encontradas, según testimonios de testigos que están siendo indagados por la policía.

Recordamos que una mujer de 32 años fue degollada en la puerta del bar luego de una pelea que se generó dentro del lugar. En un principio se dijo que la autora del hecho fue una chica de 17 años, pero la investigación habría llevado a sospechar que la autora del crimen (le cortó el cuello con un cuchillo) podría haber sido la madre de la menor.

Según relato de testigos del hecho, la chica de 17 años se habría peleado con una mujer mayor de edad dentro de Pachanga. Luego fue a buscar a su madre y volvió para esperar a la salida a la mujer con la que protagonizó la pelea. En la vereda del boliche, a las cinco y media de la mañana, la menor le habría dicho a su madre “es ésa” y aparentemente le señaló a una mujer equivocada. La madre habría sido quien la atacó y con un cuchillo le produjo una herida mortal en el cuello. La víctima se desangró antes de llegar al Hospital Municipal de Arrecifes.

La policía detuvo a la menor y a su madre, quien fue identificada como Susana Medina (31), domiciliada en Avenida Molina, lugar donde se secuestró un arma blanca y prendas de vestir con manchas de sangre.

La mujer fallecida es Mirta Elvira Rodríguez Sotelo (32), de nacionalidad paraguaya, domiciliada en calle Ricardo Rojas al 700 de Barrio Palermo, donde vivía junto a sus cinco hijos. Aparentemente la víctima estaba en Arrecifes por cuestiones de trabajo, pero residía en Chacabuco.

Comentarios

comentarios