En la tarde de ayer, en el Mercado Central de Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó las políticas contracíclicas que se aplican en el país ante “lo que está pasando en el mundo, donde se están cerrando puestos de trabajo”.

“Sigamos trabajando unidos porque el mundo está difícil, y cuanto más difícil esté, más vamos a necesitar estar unidos, organizados y solidarios para seguir creciendo con mayor libertad e igualdad”, sostuvo la Presidenta.

“Cuando un lee lo que está pasando en el mundo, que en Europa están cerrando puestos de trabajo, nosotros aquí hacemos políticas absolutamente contracíclicas, ayudando a todos los productores, pequeños, medianos y grandes, para que cada vez se agregue más valor en la República Argentina”, dijo la mandataria.

Cristina concretó la entrega de ayudas económicas a horticultores, apicultores, floricultores y otros productores pluriurbanos, que resultaron afectados por el tornado que azotó a diversos distritos del Conurbano bonaerense en los primeros días de abril pasado y también por las restricciones de la Unión Europea a las exportaciones.

Éste último fue el caso de los productores de miel, entre los que se encontraban ayer en el Mercado Central los arrecifeños de la Cooperativa de Apicultores Unidos de Arrecifes Ltda. (CAUDAL), que recibió una suma de $ 171.000 gestionada por el intendente Dr. Daniel Bolinaga, también presente junto a la Presidenta.

En un momento del acto, Cristina Fernández de Kirchner levantó un frasco con miel y dijo: “Miel argentina”. Ese producto en manos de la presidenta de la Nación era nada menos que miel cultivada y envasada en Arrecifes, por parte de una cooperativa que nació en medio de la crisis de 2001 y, gracias a las políticas de los actuales gobiernos nacional y municipal hoy se prepara para exportar. Miel arrecifeña hacia el mundo; un orgullo.

Comentarios

comentarios