Aproximadamente a las 7 de la mañana del domingo, la Policía local recibió un llamado anónimo avisando que unos sujetos estaban tratando de abrir un auto estacionado sobre calle Dorrego al 100.

Golpearon con un pedazo de cemento la ventanilla del acompañante intentando romperla y, como no pudieron, estaban forzando una de las puertas con una barreta.

Efectivos de la Comisaría local llegaron de inmediato y procedieron a la detención de tres sujetos: Fernando Aquino, Ángel López y Jorge Franco. Además, consultaron al secretario de Gobierno de la Municipalidad de Arrecifes, Julio César Suárez, si ese Peugeot estacionado en la puerta de su casa era de él y le pidieron que hiciera la denuncia.

Cumplidos los trámites legales se comprobó que Aquino estaba cumpliendo una condena con prisión domiciliaria. Pero lamentablemente, la Justicia de San Nicolás resolvió que lo vuelvan a mandar a su casa para seguir “cumpliendo con la prisión domiciliaria”; o sea que puede seguir choreando tranquilo.

Comentarios

comentarios