Una mujer oriunda de Arrecifes pero viviendo actualmente en Neuquén, visitó el Cementerio de nuestra ciudad por familiares fallecidos que se encuentran allí y sufrió el robo de su cartera.

La señora dejó sus pertenencias junto a la tumba que estaba visitando y se alejó unos metros a cambiar el agua de los floreros cuando fue sorprendida por alguien que se la llevó.

Alertada la Policía, llegó con tres móviles e inició una intensa búsqueda pero no pudo dar con el paradero del autor del ilícito. En la cartera, la mujer tenía documentación personal, dinero en efectivo, tarjetas de crédito, teléfonos celulares y las llaves de su auto.

Los chorros están al acecho en cualquier lado. Cada vez hay que tomar mayores precauciones.

Comentarios

comentarios