José Luis y Marcos Di Palma iniciaron a las 10.40 la octava etapa del Dakar 2012 Argentina-Chile-Perú, entre las ciudades chilenas de Copiapó y Antofagasta.

Luego de una semana repleta de complicaciones, en la que incluso fueron atropellados por un enorme camión Kamaz que les hizo dar dos vuelcos (el camión fue excluido de la competencia por ello), los hermanos arrecifeños inician un poco más tranquilos la segunda semana, luego del día de descanso de ayer.

La camioneta Toyota Hilux número 410 fue reparada bastante por los mecánicos arrecifeños y está en aceptables condiciones para encarar la segunda mitad del Dakar, que consta de 15 etapas.

Los Di Palma partieron hoy desde el puesto 98º entre los 113 autos que aún sobreviven en esta durísima prueba.

Comentarios

comentarios