La caravana del Dakar Series “Desafío Litoral” tuvo ayer un impensado día de descanso en su arribo a la ciudad de Bella Vista, en la provincia de Corrientes. La Organización se vio obligada a suspender el desarrollo de la competencia prevista para la tercera etapa de carrera, que unía Posadas con Bella Vista, debido a la densa niebla que impidió despegar en la mañana a los helicópteros del operativo de seguridad.

De acuerdo a lo previsto, la Dirección de la Prueba esperó hasta las 10:30 de la mañana, el horario límite para que los helicópteros pudieran estar en el aire y llegar a horario a sobrevolar la ruta de la carrera. Sin embargo, las condiciones de niebla no mejoraron y los helicópteros no pudieron despegar a tiempo.

Ante esta situación la Organización decidió cancelar definitivamente la largada del especial de ayer, dando prioridad a la seguridad de todos los participantes. Así, todos los competidores viajaron en tramo de enlace hacia Bella Vista, donde tuvieron un día de descanso a la espera de que hoy jueves se reanude la competencia con la etapa Bella Vista–Corrientes, la más extensa y exigente de toda la carrera.

Recordamos que la dupla José Luis Di Palma-Gerardo Scicolone marchan sextos en Autos, con la Toyota; en tanto Patricio Di Palma se ubica 12º en Cuadriciclos 4×2 con su Yamaha.

Comentarios

comentarios