(VIDEO) A sus 77 años de edad, el histórico dirigente peronista Juan Alberto Maggi no abandona su pasión por la política, pese a haberse retirado de la actividad hace ya mucho tiempo. “Soy un animal político”, se define. “Y a esta altura de mi vida no tengo que cuidarme de opinar sobre nada”.

En este último sentido, quien fuera concejal de Arrecifes, diputado nacional y provincial, director del Instituto de la Vivienda bonaerense e integrante durante muchos años del consejo provincial del PJ, habló en RADIO UNO (107.1) y no se guardó nada.

Paradójicamente, pese a todos los importantes cargos que ocupó, y a ser amigo personal de Carlos Menem y Antonio Cafiero -entre otras figuras poderosas del justicialismo-, nunca logró ser intendente de su ciudad.

“¿Por qué nunca pude ser intendente? Por dos cosas: primero porque la sociedad no estuvo convencida de votarme. Y segundo, porque las veces que me postulé parte del peronismo me trabajó en contra. En 1983 Risso trabajó para los radicales y Ordoñez para los conservadores, por eso fue la única vez en la historia que los conservadores obtuvieron dos concejales. Y en 1999, cuando le gané la interna a Luis Di Palma, el equipo de Bolinaga completo trabajó para los radicales. Cuando me gana Gustavo Picoy, Bolinaga subió al balcón del Comité con él a saludar a la gente, diciendo que ‘lo mejor que le pasó a Arrecifes fue que ganó Picoy’, chocho festejando mi derrota”, disparó Maggi.

Y reafirmó su concepto: “Bolinaga y Picoy siguen siendo socios, uno disfrazado de cura y el otro disfrazado de perverso”.

Respondiendo a mensajes de oyentes pidiéndole que se vuelva a involucrar, Maggi lo descartó: “Ya no tengo edad y los más jóvenes no me entenderían. Tampoco creo tener la fuerza suficiente. Estoy para aconsejar al que quiera escucharme, si considera que le puedo aportar algo, y para acompañar a quien quiera cambiar de verdad esto; pero ya no para liderar un proyecto”.

Además, el histórico peronista dejó otros conceptos:

“A mí el primero que me votó fue Arrecifes, no me llevaron del dedito para arriba, por amistad. Yo todo lo que logré me lo gané con estudio, con compromiso, con militancia real. Estos de ahora no militan, no saben nada; sólo repiten lo que les dice Cristina, que tiene una capacidad enorme para hacer el mal. Se suben al colectivo de ella por conveniencia, y le tienen miedo. A esto lo debato con quien sea”.

“Sergio Massa no va a solucionar nada. Es parte de lo mismo, de toda esta porquería que nos gobierna. ¿O hace un tiempo no dijo que iba a llegar al poder para meter presos a todos los kirchneristas? Ahora son socios. Todo esto es lo más triste que nos pasó desde que existe la República, por lo dañinos que están siendo para los argentinos, desde el de más arriba hasta el de más abajo. Encima están enseñándole al pueblo a odiar; al trabajador a odiar al que les da trabajo, al del pueblo a odiar al del campo y así…, cuando lo que tenemos que hacer es acercarlos”.

“Yo voté a Macri en 2015 y me hago cargo. Lo hice para que no vuelva el Kirchnerismo. ¿Cómo iba a votar a Alberto Fernández, que lo puso Cristina y se escondió atrás de él, cuando estuvo cinco años diciendo que Cristina era la jefa de una banda, que se hiciera cargo de la muerte de Nisman y que era traidora a la Patria? Hay que ser muy tonto para votarlo”.

“Si viviera Eva Perón toda esta gente que está en el poder no existiría. Ella no lo hubiera permitido. Todos estos impresentables que piensan sólo en quedarse con las cajas y no en el pueblo, nunca hubieran existido con Eva. Y digo todos porque todos los que están con los Kirchner tienen el mismo color, la misma sangre y el mismo olor. Están todos prendidos en el negocio”.

“Sí, a La Cámpora la descalifico. Y no tienen la culpa los chicos que la integran acá, en Arrecifes, a quienes respeto. Ellos mamaron eso. No hay camporista sin sueldo, no hay camporista gratis. Los que están en el Gobierno es porque son hijos de desaparecidos, como Wado de Pedro y otros, no por capacidad, y se manejan con odio no con buena voluntad. No tienen nada que ver con el peronismo de Juan Domingo Perón”.

“De los políticos presidenciables que andan dando vueltas la que más me gusta es Patricia Bullrich. Considero que tiene el coraje necesario para limpiar toda esta mugre; es la anti Fernández. Es la única que se animó a enfrentar a los gremios, no a putearlos desde afuera; se aguantó lo de Santiago Maldonado, con todo el ejército, y tenía razón. Veo que si tiene que ir al frente es dura, es guapa; no necesitamos más débiles, porque mirá lo que nos está pasando”.

“Arrecifes está mal y no es culpa de Olaeta. Acá venían las empresas y las echábamos para que no suban los sueldos y pudiéramos seguirle pagando poco a los trabajadores. Hoy hay muchas familias que viven gracias a Salto y a Capitán Sarmiento, que nos han superado notablemente. La ciudad de la zona con mayor desocupación es Arrecifes; tenemos cuatro o cinco villas de emergencia; Salto y Sarmiento no las tienen. La culpa es nuestra, algo nos está pasando y tenemos que revisarlo. No es que Dios nos castigó sólo a nosotros; el mal está acá, el mal somos nosotros; no hay otra explicación. Yo también me siento parte culpable de esto”.

Comentarios

comentarios