Marcos Di Palma manifestó su decidida intención de volver a correr en Turismo Carretera.

Luego de varios años de ausencia y de reiteradas e insistentes versiones y gestiones para que regrese, el ídolo arrecifeño se venía negando sistemáticamente a hacerlo. El 20 de diciembre de 2009 corrió su última carrera y nunca quiso volver, aún perdiendo mucho dinero.

Sus conocidos enfrentamientos con Carburando y el Grupo Clarín por un lado y con el presidente de la categoría, Oscar Aventín, por el otro, ponían cada vez más distancia entre el piloto y la categoría más populares del país.

Pero todo comenzó a cambiar cuando la única división en la que corre, y de la que Marquitos es insignia, el Top Race, volvió a ser televisado por Carburando. Y también porque el TC va por la TV Pública y por el interés del “Automovilismo Para Todos” en contar con el piloto más carismático.

“El año que viene vuelvo”, deslizó Di Palma como nunca lo había hecho en estos tres años en que estuvo afuera. Y lo va a hacer. En este momento, a las dos partes les viene bárbaro. Seguramente lo hará con Torino, la marca con que ganó su última carrera en la categoría.

Comentarios

comentarios