El miércoles pasado, en la sesión celebrada por el Concejo Deliberante, se generó una fuerte polémica relacionada con la renuncia presentada por Roberto Donnola a su banca. Recordamos que la misma fue hecha por el concejal en carácter de “indeclinable” pero luego, argumentando que fue presionado por la noche en que los trabajadores municipales reclamaron la aprobación del presupuesto, Donnola decidió seguir.

El edil de Unión-PRO, en la última sesión, habló y sugirió la existencia de “arreglos” entre el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Departamento Ejecutivo; que lo ocurrido en aquella oportunidad estaba todo armado y que a eso lo sabía todos.

Ante estas afirmaciones, el titular del gremio de empleados municipales, Juan Maury, le salió al cruce en el Noticiero de Canal 2 y fue muy duro con su ex compañero político:

“Roberto me ha decepcionado mucho. No puede decir las barbaridades que dijo en el Concejo, sugiriendo que existió una especie de arreglo espurio entre el Sindicato y el Ejecutivo. Antes nos reclamaban que no teníamos diálogo con el Intendente y ahora que lo tenemos, dicen que hay arreglos raros…

Lo que está haciendo Donnola es tratar de inventar excusas para justificar la payasada de renunciar y luego arrepentirse. El que renuncia se tiene que ir, y más luego de haber dicho las cosas que dijo él. La verdad es que está quedando como un payaso ante la población. Lo mejor que podría hacer es cumplir con la renuncia indeclinable que presentó e irse, y no seguir haciendo payasadas”, disparó Maury.

Y agregó: “Se olvida que, ante la misma situación, en el reclamo anterior de los trabajadores municipales, él actuó en forma totalmente opuesta ante una circunstancia casi idéntica. Y que fueron los trabajadores los que lo defendieron cuando los ruralistas le gritaron traidor. Por eso digo, además, que está quedando como un payaso”.

Respecto de que hasta hace un año Maury y Donnola eran compañeros políticos, el secretario general del gremio analizó: “Nunca pensé que me iba a defraudar tanto. Roberto y el otro (refiriéndose a Walter Maseda) están ocupando una banca en el Concejo gracias a los trabajadores municipales y a mí. Y ahora nos tratan de violentos. Le contesto a él porque me duele lo que está haciendo, pero evidentemente está muy mal asesorado”.

Y finalizó refiriéndose a las acusaciones de otros concejales de la oposición: “Lo que diga el resto de los concejales me tiene sin cuidado, porque no tienen ni idea de lo que hablan. La prueba está en que rechazaron la Ordenanza Fiscal Impositiva sin conocerla y meses después la aprobaron en los mismos términos que la habían rechazado. Ni ellos entienden lo que hicieron”.

Comentarios

comentarios