“Hay que esperar las 24 horas, pero ya está en manos de Dios. Nosotros hicimos todo lo que está a nuestro alcance”, dijo en la tarde de ayer el Dr. Carlos Mondino, quien atiende a Carlos Alberto Pairetti, cuando por una arritmia tuvieron que pasarlo a Terapia Intensiva del Hospital Municipal de Arrecifes, sedado y con respirador artificial. Y agregó: “Estos viejitos por ahí nos dan una sorpresa”.

El cuadro del querido expiloto se complicó aún más esta mañana por un problema renal que obligaba a realizarle diálisis. Para ello había que intubarlo y trasladarlo a otra ciudad. Sus hijos no quisieron porque significaba un gran riesgo y porque “Paire no hubiera querido”, expresaron.

Pero de golpe ‘Highlander’, como lo llama su hijo Tim, en la tarde de este viernes mejoró del corazón y de los pulmones y se hizo posible su traslado a Pergamino. Con sus 86 años a cuestas y sus problemas de salud, Carlitos vuelve a demostrar la enorme y sorprendente fortaleza que tiene.

Ni su familia ni los propios médicos esperaban esta rápida evolución, aunque de rapidez y de seguir en carrera, Pairetti sabe mucho. No está fuera de peligro pero esta mejora es alentadora.

Comentarios

comentarios