Multaron con más de 2 millones a Soychú por contaminar un arroyo en Salto

PROTECCIÓN AMBIENTAL: LA AVÍCOLA SANCIONADA POR $ 2.256.000 EN LA CAUSA POR CONTAMINACIÓN DEL ARROYO DEL BURRO MUERTO

En un arduo proceso de investigación fue comprobada la existencia de desechos industriales vertidos sin tratamiento en las aguas del efluente, según informó la Municipalidad de Salto.

En el marco de la Causa N° 298/18, el Juzgado de Faltas Municipal de la vecina ciudad dispuso una severa sanción económica contra la empresa frigorífica de aves SoyChú S.A. por contaminación ambiental, a raíz de haber comprobado que la firma vierte sin el tratamiento adecuado residuos industriales sobre el arroyo del Burro Muerto, efluente de agua que atraviesa los barrios Triángulo, Valacco, pasa por varias quintas de la zona y vuelca en el río Salto (que desemboca en el río Arrecifes).

Luego de un amplio trabajo de investigación iniciado a comienzos del año 2018 y del que intervinieron entre otros actores, la Dirección de Tránsito y Control Urbano, Dirección de Medioambiente, Dirección de Bromatología, Delegación Ecológica y Sustancias Peligrosas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, además del Juzgado mencionado, se logró arribar a conclusiones que confirmaron las sospechas iniciales.

Vale agregar que la causa contó durante su desarrollo con importante elementos probatorios, como por ejemplo las muestras de laboratorio tomadas por en las diferentes desembocaduras fabriles sobre el arroyo del Burro Muerto y las numerosas pruebas fílmicas acercadas por vecinos de la ciudad domiciliados en cercanías del arroyo y que radicaron sus respectivas denuncias por la presencia visible de desechos o la percepción de olores nauseabundos.

La sentencia, emitida con fecha 26 de diciembre, establece una sanción de $ 2.256.000 contra la empresa, recalcando en su contenido que “el interés particular de la empresa en obtener las ganancias lícitas en su actividad económica, no puede ser en desmedro del perjuicio e interés general. El cumplimiento de la sanción impuesta, y el corregir el vuelco contaminante, en modo alguno puede afectar el normal funcionamiento de la planta y menos aún asumir riesgo de desempleo, ya que son condiciones esenciales para no solo el correcto funcionamiento fabril para con el medio ambiente, sino para con sus empleados, y poniendo de relieve el COMPROMISO SOCIAL EMPRESARIO que debe de regir en la comunidad”.

Comentarios

comentarios