Olaeta y el arriesgado anuncio de colocar medidores de agua

Hace un mes, en Radio Uno (107.1), el intendente Javier Olaeta manifestó en medio de una entrevista: «Aviso que en mi próxima gestión voy a instalar medidores de agua. Lo digo ahora para que no me voten si están en contra», en una mezcla de sinceridad y alarde de su caudal político.

Lo primero que dejó Olaeta con esta frase es la confirmación de que irá por la reelección. Y lo segundo, un anuncio polémico, que tiene tantos defensores como detractores.

La necesidad de controlar el consumo de agua es una tendencia que viene acentuándose en todo el mundo, con motivo de ser un recurso natural que corre el riesgo de comenzar a escasear si se lo derrocha indiscriminadamente.

Varias zonas de Arrecifes sufren falta de agua en épocas de mucho calor, es cierto. ¿Pero sólo se debe al excesivo consumo o hay también fallas en el servicio?

«Aviso ahora que voy a colocar medidores de agua, para que quienes están en contra no me voten»

Javier Olaeta

Lo primero que hay que decir es que el agua no es gratis en nuestra ciudad. La pagamos dentro de la boleta de tasas municipales. Lo que pretende el Intendente es que ese cobro sea más justo (y seguramente aumentará el monto): que paguemos por lo que cada uno consumimos y, por ende, nos cuidemos de no malgastar.

Ahora, ¿es el momento indicado para hacer este anuncio? Es sabido que la mayoría de los vecinos ya no soporta un impuesto o tasa más, teniendo en cuenta que la mayoría de su sueldo se va en el pago de servicios que no paran de encarecerse.

Por otra parte, ¿es aplicable para toda la población por igual? Arrecifes cuenta con más de 10.000 propiedades y el costo aproximado de colocación de un medidor es de $ 2.500, lo que al Municipio le demandaría una inversión de 25 millones de pesos. Claro que igualmente lo pagaremos todos los vecinos con nuestros impuestos.

Y en caso de que la instalación de medidores de agua se realice por etapas (lo más probable), ¿será justo que algunos paguen por medidor y otros no?

No es una decisión sencilla. Sí, es arriesgada. Y mucho más anunciándola en un año electoral. Esto da la muestra también de la enorme confianza de Olaeta en ser reelecto sin problemas. Las encuestas hoy indican eso, pero tampoco se sabe contra qué candidatos va a competir porque desde la oposición aún no ha surgido ninguno que amenace con poner en duda la continuidad del actual Intendente.

Comentarios

comentarios