Los dos jóvenes accidentados en moto el lunes de la semana pasada (en diferentes choques) fueron operados hoy por distintas causas.

Yamil Acosta fue sometido a la tan esperada intervención de reconstrucción de rostro debido al estallido facial que sufrió en la colisión con el camión. A esta hora aún se encontraba en el quirófano y no se emitió todavía un parte médico al respecto. Su estado de salud en general es bueno; por ello pudo ser operado. Está plenamente consciente, mueve sus brazos y piernas y logró controlarse la infección que había aparecido en los últimos días.

El cuadro de Anyi Casella es distinto, bastante más grave. No salió aún del estado de coma en el que permanece desde el día del accidente, pero le sacaron la respiración asistida y respira por sus propios medios. Hoy se la sometió a una traqueotomía y, por momentos, muestra leves reflejos.

Se le hizo una tomografía computada que determinó que tiene algunas células muertas en el hemisferio izquierdo del cerebro. Este hemisferio es el que controla los movimientos de la parte derecha del cuerpo y también el habla, lo que podría verse afectado en una futura recuperación.

Yamil está fuera de peligro. Anyi, lamentablemente todavía no. Sigamos rezando y pidiendo con mucha fe por ellos dos.

Comentarios

comentarios