Otro grave accidente causado por una ruta mal hecha

Foto Radio News

En este país suceden cosas increíbles, que generalmente perjudican seriamente a la gente (en este caso hasta matan personas) y nadie hace nada, nadie se hace cargo.

Hace poco tiempo, en ruta 51, entre Arrecifes y Carmen de Areco, a la altura del puente de Arroyo Luna, el mal diseño de la remodelación de esa ruta le causó la muerte a un joven motociclista. Pero nadie hizo nada, todo siguió igual y este martes casi muere también un nene de 11 años.

La ruta se reasfaltó y se ensanchó, pero a la altura del kilómetro 91 se angosta de golpe, un metro de cada lado, encajando en los límites de las barandas del puente. Y sin ninguna señalización.

El motociclista fallecido siguió derecho en la línea que venía transitando y cayó bajo el puente.

En la tarde de este martes, a una camioneta Ford Ecosport que viajaba a Olavarría le pasó algo similar. Se encontró de golpe con la baranda del puente y los hierros del mismo atravesaron por completo el vehículo. Un caño ingresó por la trompa, perforó el brazo y parte del abdomen del niño que viajaba en el asiento del acompañante, también esa butaca, el asiento de atrás y salió por el baúl.

Foto: Radio News Arrecifes

El nene no falleció porque Dios no quiso. Y porque tenemos unos Bomberos Voluntarios y un servicio médico magnífico en Arrecifes. De hecho, los servidores públicos cortaron el caño y trasladaron al chico al Hospital con el fierro atravesado en su cuerpo, para no causarle mayores daños.

En nuestro nosocomio le salvaron la vida pero tiene uno de sus bracitos destrozado. Luego fue derivado a Pergamino.

Es una locura que un mal trabajo de gente incapaz, la falta de control, la ausencia total del Estado, provoquen este tipo de cosas.

En Radio News, el jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Arrecifes, Fernando Ciongo, volvió a hacer referencia a este problema del puente. Y contó: «Llamé a Vialidad Provincia y me dijeron que ellos no tienen nada que ver, que la responsabilidad es de la empresa Pelque. Llamé a Pelque y no había nadie que se hiciera cargo. Les pedí que aunque sea balicen el lugar».

Ojalá las autoridades correspondientes no sigan siendo tan desaprensivas y tomen medidas urgentes en ese lugar, para que no sigan produciéndose estos graves accidentes.

Comentarios

comentarios