«Perdimos contra el mejor, pero no deben llorar tanto»

Alfredo Gabilondo no pudo estar en el banco de suplentes de Obras Sanitarias en la final de los playoffs del Clausura contra Sportsman, que el equipo carmeño ganó por 3 a 2 y se consagró campeón de primera división de la Liga de Fútbol de Arrecifes.

El exitoso entrenador azulgrana está cumpliendo una dura suspensión de nueve fechas por un incidente protagonizado en las tribunas del Estadio Municipal, precisamente con una persona de Sportsman que lo insultó.

«Creo que fuimos un duro rival para un equipo que juega muy bien al fútbol. Perdimos contra el mejor de la actualidad, pero pudimos pegar primero y teníamos el resultado bastante controlado. Después nos hacen un gol desde fuera del área cuando Pato Luján estaba muy tapado. Para mí nos perjudicaron con los penales (especialmente el no cobrado contra Tute Fernández, que era penal y expulsión del arquero), pero no quiero hablar de eso porque si no parezco Sportsman. Nos ganaron bien y punto, sin excusas», arrancó el experimentado DT en diálogo con Radio Uno (107.1).

«Lo bueno es que yo estoy contento porque estuvimos a la altura de las circunstancias, los chicos dejaron todo e hicieron lo que había que hacer para jugar una final. Ellos tienen un gran plantel, manejan muy bien la pelota parada, son fuertes en el juego aéreo y tienen mucho volumen de juego. Sin embargo, si el arbitro no cobraba el penal que no fue a favor de Sportsman, el partido se definía por penales», añadió. Y sintetizó:

«La realidad es que en los últimos dos años jugamos tres finales contra Sportsman, les ganamos dos y perdimos ésta. Y quizás en los otros campeonatos que ganamos ellos también eran el mejor equipo. Sin embargo se dio así: pudimos ganarles siendo conscientes de que Sportsman era más. Pero ellos lloraron mucho cuando perdieron, se pusieron en víctimas, dijeron que los robaron; esta vez fuimos nosotros los que nos sentimos perjudicados por el arbitraje y no dijimos nada: nos quedamos en la cancha a aplaudirlos mientras ellos recibían la copa, como corresponde».

«Nos quedamos en la cancha a aplaudir y saludar al gran campeón que fue Sportsman. Ellos no hicieron lo mismo cuando nos tocó ganar».

ALFREDO GABILONDO

«Yo soy un tipo que tiene bastante mala suerte en eso. Cuando me toca ganar es porque me ayudaron y no tiene ningún valor. Y cuando me toca perder, este viejo loco, renegado, calentón, insoportable (todas las cosas que opinan de mí, por ser suave) se queda a aplaudir al ganador, al gran campeón que fue Sportsman, porque tengo muchos principios. Y lo hicimos a pesar de que recibimos bastantes forreadas de dirigentes de ellos. Se portaron muy mal con nosotros, y en esto dejo afuera a los jugadores, que no tienen nada que ver», disparó Gabilondo.

«Hay que saber ganar y perder, y Obras no falta el respeto a nadie ni en las victorias ni en las derrotas. Sportsman lamentablemente no es así. Como futbolísticamente reconozco que hacen un gran trabajo y quizás sea un modelo a imitar, en lo dirigencial descalifican, faltan el respeto y lloran mucho. No deberían hacerlo. Nosotros tenemos que tratar de superarnos y laburar más para intentar superarlos, no quejarnos», cerró el DT múltiple campeón arrecifeño.

Comentarios

comentarios