Pasados tres días del fuerte temporal que azotó a Arrecifes el lunes por la noche, un gran sector de la zona suburbana de la ciudad y también la zona rural permanecían sin luz, ya que la empresa EDEN (como siempre) trabaja hasta donde puede y donde quiere.

A raíz de este problema el intendente interino, Marcos Pernicone, resolvió tomar cartas en el asunto y se comunicó con el subsecretario de Servicios Públicos bonaerense, Daniel Guastavino, solicitándole su intervención para resolver la situación.

La respuesta del funcionario provincial fue buena, ya que de inmediato habló con altas autoridades de la empresa prestataria de energía y mandaron personal de refuerzo a nuestra ciudad para que en pocas horas todos vuelvan a tener luz.

Comentarios

comentarios