El tan polémico tratamiento del Presupuesto 2012, rechazado en un principio y luego aprobado, obligó a convocar a una sesión de concejales y mayores contribuyentes que debe refrendar o no el aumento de tasas propuesto por el Departamento Ejecutivo.

La aprobación del Concejo en la incidentada sesión en la que se hicieron presentes los trabajadores municipales permitió que se destrabe el conflicto que los llevaba a un paro total y por tiempo indeterminado. Claro que si el Presupuesto y la correspondiente Ordenanza Fiscal Impositiva no es validada por la asamblea de concejales y mayores contribuyentes, no podrán comenzar a aplicarse.

Dicha asamblea está convocada para este viernes, pero desde algunos sectores de la oposición estarían analizando no dar quórum para que se realice. Hay concejales de vacaciones y otros sin ganas de ir. Y si no se reúnen al menos ocho, no podrán sesionar el viernes. El oficialismo cuenta con seis ediles y al menos dos de la oposición tendrían que presentarse también en la asamblea -además de los mayores contribuyentes- para que se pueda realizar. Veremos. Ojalá no se trabe todo otra vez.

Comentarios

comentarios