Otra vez polémica con las becas a estudiantes

Otra vez polémica con las becas a estudiantes



“La Municipalidad sigue haciendo maniobras para no pagar. Les aprobamos ya mismo los cambios que pidieron para que no sigan poniendo excusas. Que empiecen a abonar lo de este año y lo que quedaron debiendo del año pasado”, sentenció la oposición en el Concejo Deliberante.

Las becas municipales para estudiantes universitarios y terciarios que cursan fuera de Arrecifes generaron un escándalo el año pasado, que terminó con una denuncia judicial presentada ante la Justicia por los concejales del Frente de Todos.

Ante ello, para este año se elaboró una nueva ordenanza -mucho más completa y exigente- que fue trabajada durante casi cuatro meses en el Concejo Deliberante y aprobada por unanimidad.

Pero al recibirla la Municipalidad de Arrecifes para promulgarla y ponerla en práctica, no lo hizo. El intendente Javier Olaeta y sus más cercanos integrantes del gabinete no están de acuerdo en algunos puntos.

Fue así que devolvió la ordenanza de becas al Concejo con modificaciones en tres de sus artículos:
-El 3º, donde se establece la composición y el funcionamiento de la Comisión de Becas.
– El 5º, que indica que los beneficiarios no podrán ser funcionarios del Ejecutivo, concejales, consejeros escolares ni familiares de ellos con un parentesco hasta el primer grado (hijo, hermano).
-El 15º, que excluye de este beneficio a alumnos que cursen en universidades privadas, excepto que la carrera que estudien no esté en ninguna universidad pública.

En la sesión ordinaria de la noche de este miércoles, tras varias discusiones y cuartos intermedios, la oposición decidió aprobar sobre tablas las modificaciones pedidas por la Municipalidad. El oficialismo, promotor de los nuevos cambios, extrañamente pidió el pase a comisión. Pero no fue tan extraño para los concejales del Frente de Todos, que coincidieron en que “la estrategia es dilatar la aprobación para seguir sin pagar las becas”.

“NO QUIEREN PAGAR”

Jorge Eterovich sostuvo: “Que el Ejecutivo pida modificar la ordenanza en cuya confección fue parte, porque estuvo representado por la directora de Cultura, Stella Arzuaga, es una burla. Y que los concejales oficialistas que la aprobaron junto con nosotros por unanimidad, lo acepten, es un bochorno. ¿Para qué está este Concejo Deliberante, entonces? ¿Para hacer y deshacer según los gustos del Intendente y su gabinete?”

Y agregó: “No obstante, les vamos a aprobar las modificaciones por dos motivos. Uno, porque hoy somos mayoría (faltaron cuatro concejales de Juntos por el Cambio) y les demostramos que somos distintos, que no decimos ‘no porque no’ imponiendo la mayoría sin diálogo, como hace el oficialismo. Y dos, porque lo que ellos quieren es que se sigan extendiendo los tiempos para seguir sin pagar las becas y ‘culpar al Concejo’, mientras que nosotros lo que queremos es que les paguen a los estudiantes, lo que le deben desde febrero de este año y lo que les quedaron debiendo del año pasado. Además, las modificaciones que piden no cambian en nada el espíritu de la ordenanza, sólo es una maniobra dilatoria. Fíjense que el mismo oficialismo está enojado porque aprobamos sobre tablas lo que ellos piden. Es increíble”.

Daniel Bolinaga, quien presidió la sesión por ausencia de Paqui Bóveda, también sostuvo que “es una maniobra dilatoria. Como siempre hace este Ejecutivo, nos quiere utilizar a los concejales de escudo cuando hace algo que no corresponde.

Roxana Valdatta y Flavio De Sciullo coincidieron en que “faltan a la palabra y faltan a los pagos. Los fondos para abonar las becas de todo el año pasado están, y lo dijeron ellos, que iban a pagar retroactivos los meses que deben. Sin embargo, abonaron sólo cinco meses y ahora dicen que no van a pagar el resto. Este año ya estamos casi en mayo y tampoco cumplen. Esperemos que lo hagan, con lo que quedaron debiendo en 2020 y con lo que deben desde febrero de 2021. Y después tenemos que escuchar que ‘la educación es prioridad'”…

Comentarios

comentarios