Relacionado con la nota titulada “El Concejo complica seriamente el funcionamiento de la Municipalidad”, referida a que los concejales opositores rechazarían esta noche el Presupuesto 2012 presentado por el Departamento Ejecutivo, el intendente Daniel Bolinaga se vería obligado a realizar un profundo plan de ajuste.

Entre las medidas se evalúa tener que suspender la Colonia de Vacaciones de verano que está a punto de iniciarse en el Polideportivo Municipal y que albergaría a cerca de 400 niños. También tendría que recortarse la prestación de servicios tales como recolección de residuos y riego, que se realizaría con menor frecuencia.

Además se vería obligado a suspender las horas extras a los empleados y, por ende, no se seguiría cumpliendo con los trabajos en las calles como se lo viene haciendo. Y ni hablar de realizar obras ni de aumentos de sueldos.

Recordemos que, con la postura opositora del Concejo Deliberante, la Municipalidad deberá funcionar en 2012 con más de 200 mil pesos mensuales menos de lo previsto. No es un palo en la rueda; es un tronco…

Comentarios

comentarios